Contacto

Asociación Gregal

calle Alloza 133 2º
12001 Castellón

 

Correo electrónico:

info@gregaldigital.com


También puede llamarnos al teléfono: +34 964035582 +34 964035582 o bien utilizar nuestro formulario de contacto.

Nuestra oferta

¿Desea conocer mejor nuestra oferta? En nuestra sección de productos y servicios obtendrá información detallada.

Gregal en redes sociales :

 

9 DE MARZO DE 1810

LA HISTORIA DEL 9 DE MARZO: UNA EPOPEYA DEL PUEBLO, LEVANTADO EN ARMAS CONTRA LA TIRANÍA TOTALITARIA DEL EJÉRCITO DE NAPOLEÓN

 

 

napolen20122

 

Recreación de los héroes procedentes de Almazora, Castellón y Villarreal, que el 9 de marzo de 1810, durante la Guerra de la Independencia, se enfrentaron a los franceses en ese mismo lugar.

 

 

 

Muchos castellonenses conocerán la existencia de una calle de la ciudad denominada Nueve de Marzo. Algunos incluso sabrán que un nueve de marzo ocurrió un hecho singular. Pocos conocerán el año que tuvieron lugar el mismo. Pues bien, fue precisamente el día 9 de marzo de 1810 cuando ocurrió una tragedia que vivió toda la comarca de la Plana al morir, a manos del ejército francés, 55 vecinos de Castellón, 6 de Vila-real y 17 de Almassora, sobre el puente del río Mijares, o en sus inmediaciones.

Para comprender la dimensión de aquellos sucesos, conviene echar mano de la historia y recordar que, por aquellas fechas, el ejército francés acababa de ocupar todo nuestro país. Finalizado el siglo XVIII, Napoleón había destronado y ejecutado a los reyes franceses Luis XVI y María Antonieta. Se convirtió en el dueño y señor de Francia y amenazaba con invadir Inglaterra. Ante el temor de que el emperador francés pusiera sus ojos en la Península Ibérica, entre los españoles circulaban dos corrientes de opinión: los partidarios de pactar con los franceses y quienes no confiaban en los Reyes y habían puesto sus esperanzas en el heredero de la Corona, el Príncipe de Asturias que, años más tarde, subiría al trono con el nombre de Fernando VII. Los monarcas españoles Carlos IV y su esposa María Luisa pactaron una alianza con el emperador francés y acabaron aceptando la renuncia al trono que pasó a manos del hermano de Napoleón: José Bonaparte.

En la nación se vivieron momentos de gran tensión. La guerra contra los franceses se extendió durante el periodo comprendido entre 1808 y 1814 por todos los rincones del país. Durante estos años numerosos sucesos acontecieron en nuestra provincia y uno de ellos, precisamente el ocurrido sobre el puente del Mijares, el día 9 de marzo de 1810, cumple estos días 200 años.

Es difícil conocer con exactitud los hechos y, sobre todo, las consecuencias de aquellos tristes sucesos, aunque en numerosos artículos y publicaciones se pueden encontrar detalles sobre los mismos. Entre todos ellos hemos elegido los relatos que hacen tres ilustres historiadores castellonenses: el Cronista Rocafort, único de ellos que vivía durante el periodo que tuvieron lugar los acontecimientos; Juan Antonio Balbás y Bernardo Mundina.

Fray Joseph Rocafort nació en Castellón el día 28 de agosto de 1736. Desde su celda del antiguo Convento de los Agustinos, fue espectador de los acontecimientos acaecidos en la Vila durante más de cincuenta años y escribió una especie de diario en el que tomaba nota de todo cuanto llegaba hasta sus oídos. En el pergamino con el que está encuadernado su manuscrito rotulado como Libro de Cosas Notables se puede leer: “…en la madrugada del 8 al 9… marcharon frayles, monjas, mugeres y niños, sin quedar en la Villa más que los que eran abtos para las armas. Salieron estos hasta Villarreal y esperándolos en el puente del río huvo grande mortaldad de los nuestros…”

Juan Antonio Balbás, natural de Alicante (1843), llegó a Castellón en 1866 para ocupar una plaza en la biblioteca del Instituto. Se integró muy pronto en la vida castellonense. En nuestra ciudad se casó y nacieron sus cinco hijos. Participó en política con el Partido Republicano. Fue elegido concejal en 1870 y nombrado cronista oficial de la ciudad en 1881. Falleció en Castellón el 17 de noviembre de 1903.

En su obra denominada Libro de la provincia de Castellón dice: “…en la madrugada del día 9 empieza a correr por Castellón la voz de que venían los franceses por no haberles entregado las raciones que pidieron el día 3. Con este motivo se produce una gran alarma, huyendo en tropel las comunidades religiosas, ancianos, mujeres y niños quedando en la población únicamente los que eran aptos para la guerra. En gran confusión, exaltados por el amor patrio y armados de palos, hoces y de lo primero que a mano encuentra, se dirigen a cortar el paso a los franceses en el puente del Mijares, levantando débiles barricadas con ramas de árboles. Don Francisco Tirado y D. Gabriel Segarra, caballeros muy queridos en esta villa, exhortan al pueblo para que desista de tan descabellada empresa, pero no fueron oídos y tuvieron que poner a la cabeza de los valerosos castellonenses, que fueron completamente derrotados. Los franceses se esparramaron por la huerta y entraron en esta población a las dos de la tarde, matando y robando, hasta las siete de la noche, que se volvieron a Villarreal, dejando en el campo y en las calles 77 muertos”.

Bernardo Mundia Villave nació en Onda en 1839. Se trasladó a Castellón y ejerció la docencia en el Instituto. En su libro Geografía y estadística de la provincia de Castellón, editado en 1882 escribió: “En el día 9 de marzo del año 1810 debía llegar una columna de franceses á Castellón... los habitantes de la ciudad se alarmaron y, agrupados en gran número sin armas propias para la defensa, pedían á gritos salir á impedir su llegada…marcharon hácia el puente de Villarreal, cuyo paso cerraron con una mala abarricada de leña que cortaron de los inmediatos campos, emboscándose aquellos bonachones y leales españoles detrás de su verde baluarte.

Apercibidos del hecho los franceses, se dirigieron algunos infantes hácia el puente, á fin de llamar la atención á aquellos indisciplinados voluntarios mientras la caballería y algunos infantes vadeaban el rio por diferentes partes, cayendo de improviso sobre los paisanos, acuchillando cruelmente á 66 de Castellón y dispersando á los restantes que llegaron á la ciudad muertos de angustia al ver derramar tanta sangre inocente.”

Como acabamos de ver, no coinciden los distintos historiadores en el número de víctimas, sin embargo, el relato de los sucesos ocurridos es bastante similar. Aquel principio de siglo XIX hubo en toda España una explosión de patriotismo. Muchos castellonenses de la capital, Almassora y Vila-real, dieron su vida para impedir que las tropas francesas tomaran sus pueblos. Para conmemorar aquellos sucesos, el 9 de marzo de 1925, más de un siglo después, el Ayuntamiento de Castellón tomó el acuerdo de rendir un homenaje en el mismo escenario de los hechos. Asistieron al acto numerosos vecinos de las tres poblaciones. Posteriormente se levantó un sencillo monolito.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Asociación Cultural Gregal. Estudios Históricos